El hada de la lectura, por Pablo Amaya (Venezuela, 2011)

El hada de la lectura

Por Pablo Amaya

Venezuela, 2011

Esta historia está dedicada con mucho cariño a Marialcira Matute conductora de la librería mediática  y gran amante de los libros, sembradora de sueños y esperanzas en niños y adultos de Venezuela y el mundo…

A diferencia de su clan “Ler” odiaba asustar y secuestrar humanos tanto como golpear a los duendes, su dieta consistía en comer frutas del bosque o de los jardines y huertos de los duendes. Era buen amigo de las aves y animales del bosque tanto así que siempre los protegía de los cazadores y otras amenazas que se les presentara. Esta actitud  le causaba siempre problemas con el clan ya que esa no era la forma de actuar de un ogro.

“Ler” soñaba con conocer otros lugares pero su apariencia lo frenaba y suspiraba en las noches al ver la luna, tal vez deseando ser diferente o preguntándose por que era diferente al resto de los otros ogros. Quería saber que hay más allá  del bosque se preguntaba eso cada noche…

En unos de esos días en los que entraba a los huertos de los duendes por frutas, oye voces infantiles de una de las chozas cercanas,  con mucha cautela se acerca y logra ver por la ventana a un grupo de duendecillos que oían atentos a una pequeña hada que les leía historias de un viejo y grueso libro de cuentos. “Ler” se sorprendió mucho por todo lo que veía así que se quedo allí en silencio todo el tiempo que el hada estuvo con los pequeñines, hasta que ella termina la clase y  los cita para el día siguiente  a la misma hora bien temprano en la mañana para seguir con la lectura.

Todos salen corriendo a sus chozas “Ler” se desliza sin ser visto a los huertos coge algunas frutas y se va al rio a comer y a pensar en la nueva  e interesante experiencia que había vivido.

El hada institutriz se fue al reino de las hadas contenta por todo lo que le enseñaba a los duendecillos y de lo bien que avanzaba su curso, así que si todo le resultaba bien ella obtendría el título de hada de la lectura.

Entonces seria encargada de motivar y sembrar en todos el habito de leer y amar los libros. Un trabajo muy serio y de gran responsabilidad, reto que con gusto ella está decidida a enfrentar.

Marialcira  (que es el nombre del hada institutriz) es muy joven aun, por eso tiene que rendir cuentas y ser supervisada cada día por el hada de los libros y por el hada orientadora en el castillo de la formación de hadas, allí es donde ella aprende  a ser el hada de la lectura y con los duendecillos hace sus prácticas de vocación.

El hada de los libros le informa que para graduarse tiene que hacer una gran obra por la lectura ese será su proyecto, el cual debe ser único ya que si alguna hada a presentado algo similar entonces no podrá graduarse.

_ Debe ser original y único además de gran valor para lectura repite el hada orientadora, es muy difícil lo que vas a realizar así que te daré una clave para que  guíes  el proyecto aquí tienes: “el logró leer”. Espero que sepas ver con ojos de hadas y resuelvas la clave para que tu gran obra por la lectura te enrumbe a ser el hada de la lectura titulo que está vacante esperando por ti Marialcira la joven mas aplicada de nuestro reino.

Marialcira sale a volar por los jardines del reino muy angustiada por el proyecto a presentar   repitiendo una y otra vez el logro leer; el logro leer… tal vez tengo que buscar a alguien que leía y ya no le gustan los cuentos o encontrar a un escritor perdido o a un gran orador, si eso hare voy a investigar estas tres ideas a ver si avanzo en el proyecto (y se va a la biblioteca de las hadas a estudiar).

Así transcurren los días y ella se da cuenta de que todas las hadas al graduarse han hecho grandes obras y ninguna es igual a otras algo muy increíble para ella, pero no logra ubicar nada con la clave que le proporciono el hada orientadora. Ver con ojos de hadas pensó esa es otra clave no me había percatado de eso tengo dos claves, la primera “el logró leer” y ver con ojos de hadas es la segunda.

Muy bien ahora voy a estar pendiente de todo lo que vea, como decía mi hada maestra “el entorno es tu amigo”.

Ella continúa las clases con los duendecillos y “ler” también sigue asistiendo a escondidas ya que le gustan mucho las historias y las clases que reciben los duendecillos. El logro leer, ver con ojos de hadas pensaba una y otra vez la joven hada.

Ya sé (dijo) fue o es alguien que aprendió a leer o a quien debo enseñar a leer, debe ser un duendecillo, tal vez mi gran obra debe salir de uno de los duendecillos eso es. Entonces Marialcira comienza a prepara libros muy especiales para tratar de enrumbar el proyecto que prácticamente no ha avanzado nada, para llevarlos a la escuelita de los duendecillos.

“ler” como siempre estaba escondido oyendo  la clase pero se descuido y no se da cuenta que un pequeñín estaba retrasado y logra verlo. El duendecillo se asusto un poco pero no dio señal de eso ni se dejo ver por el ogro que seguía descuidado pendiente de la clase. Llegas tarde dice Marialcira  al pequeñín y todos los demás se ríen y comienzan a corear ¡duendecillo distraído¡ ¡duendecillo distraído¡…   luego continua la clase

Marialcira piensa otra vez: el logro leer y ver con ojos de hadas (y dice)! lo tengo¡ el duendecillo distraído es la clave, ver con ojos de hadas voy a trabajar con el después de clases eso haré.

El duendecillo distraído pasa a ser discípulo especial de Marialcira quien le daba lecciones extras aparte del grupo, le enseño a escribir cuentos, poesías, a leer a grandes autores y a interesarse por la investigación. Un poema que escribiera el duendecillo en especial llamo la atención de Marialcira:

Estaba el ogro mirón

comiéndose la banana

como duende dormilón

asomado en la ventana.

Pero el hada institutriz

no se percato de nada

cuando al ogro yo lo vi

bien alegre en la ventana.

Estas rimas alertaron a Marialcira quien con ojos de hada sabe que es otra señal en el camino para lograr finalizar el proyecto, luego de terminar la clase habitual  va con el duendecillo distraído a pasear por el rio de la calma (es la parte más tranquila del rio un sitio especial para meditar).

Se sientan en un tronco seco y ella saca el poema y comienza a corregirlo:

_a ver duendecillo que tipo de rimas usaste en estas dos estrofas, él le contesta _consonante mi hada.

_umm bueno debes prestar más atención distraído, en la primera estrofa usaste la rima consonante pero en la segunda usaste rima asonante y tu bien sabes que no puedes combinar las dos rimas en un mismo poema, pero no te aflijas que están bien trabajadas.

Bien ahora dime de donde te nació esa idea de escribir sobre un ogro duende distraído, pregunta audaz buscando señales para el proyecto. El duendecillo comienza a hablar: _ recuerdas el día que llegue tarde, bueno, fue precisamente cuando me lleve el susto de mi vida, no imagine nunca que en la ventana de mi escuela iba a estar un ogro oyendo tu clase. Al principio me dio miedo pero como no se movía ni se dio cuenta que yo estaba detrás de el decidí entrar al salón en silencio y no dije nada para no causar más alboroto del que ya había causado por llegar tarde.

_Quieres decir que había un ogro en mi ventana y no lo participaste ni siquiera a los duendes vigías, que descuidado fuiste duendecillo, no imaginas el peligro que corrieron entonces, sabes lo que los ogros le hacen a los duendes ¡ah lo sabes¡ (le reprocha Marialcira al duendecillo).

El duendecillo le contesta que si sabe todo eso pero que por ese ogro en particular no hay que preocuparse, ya que después de salir de clase procedió a seguir al ogro y noto que le gustaba comer frutas en el rio; además las aves y los venados estaban con el mientras repetía uno de los cuentos que nos lees en la clase.

Marialcira se sorprende aun mas al oír que desde entonces el ogro oye sus clases oculto en silencio en los arbustos cerca de la ventana y de saber que al ogro le gusta comer frutas que toma del bosque o de los huertos de los duendes.

“ler” estaba oculto detrás de ellos oyendo todo entonces al saberse descubierto opto por presentarse ante Marialcira y  el duendecillo:

_hola, dijo, no temas  yo soy quien observa tus clases mi nombre es “ler” el ogro y no suelo comer duendes ni animales, me gusta comer frutas y conocer cosas que mi clan no practica; como eso que hacen ustedes en aquella habitación. No sabía que me habían  descubierto pero por favor permíteme seguir oyendo que me gusta mucho lo que dices, es como salir del bosque algo que deseo mucho.

_hola, dice Marialcira, así que eres un ogro que se interesa en la lectura vaya que increíble es todo esto, de verdad no eres carnívoro:

_no por supuesto que no, la sangre no me atrae para nada, tal vez soy único en mi especie.

_único, vaya que interesante, quieres ser mi alumno entonces ogro:

_si por supuesto que sí, con gusto. Responde el ogro.

El duendecillo les dice que ahí en el rio por las tardes se pueden encontrar y recibir las lecciones de Marialcira para que el ogro aprenda todo como él lo está haciendo.

De esta manera quedan de acuerdo para el siguiente día, el ogro corre feliz por el bosque Marialcira va a la biblioteca a programar todo.

Una vez allí escribe en su cuaderno de apuntes:

Ver con ojos de hadas:

_el logro leer

_el duendecillo distraído

_el ogro curioso

_proyecto: el duendecillo, el ogro y la lectura

Así va haciendo su plan de acción para educar al ogro y al duendecillo, cada tarde se reúnen a orillas del rio les narra historias bellas y misteriosas, al ogro le encanto la bella y la bestia entre muchas más. El ogro decía que con los libros se sentía como si viajara por todo el mundo algo con lo que soñó siempre, por otro lado el duende se hizo un gran poeta un experto en rima.

El hada orientadora llama a Marialcira a su salón de clases y le pide que le dé información de cómo va avanzando en su proyecto, entonces Marialcira procede a exponerle sus progresos:

En mi proyecto en particular aprendí a ver con ojos de hadas y logre dar con un la obra más hermosa a realizar por aprendiz alguna, primeramente logre hacer de un duende distraído un gran poeta y para complementar mi labor logre que un ogro soñador aprendiera a leer y se interesara por la lectura.

En lo que respecta a la clave mi querida orientadora le diré que en el duendecillo funciono de esta manera:

“el logro leer” fue la clave que usted me proporciono entonces diré que: EL DUENDECILLO DISTRAÍDO LOGRO  LEER EN RIMA y de ahora en adelante le propongo al concejo de duendes mayores que lo llamen EL DUENDECILLO RIMADOR.

En cuanto al ogro la clave fue tan pero tan fácil que no logre verlo con ojos de hadas sino a mitad de las lecciones:

“el logro leer” es la clave, entonces aquí está el resultado, el ogro se llama “ler” usted mi querida orientadora me envió directo al ogro pero tuve que sufrir para llegar a él y poder ver con ojos de hadas que es la verdadera clave:

El logro leer _ EL OGRO “LER”

Como verá usted  mi querida orientadora ahora voy a preparar todo para llevarlo al concejo de hadas y reclamar mi titulo de hada de la lectura.

El hada orientadora se mostro muy satisfecha por la exposición que le hizo  Marialcira y procedió a reportarle al hada de los libros y al concejo de hadas que ya tenían la institutriz que sería el hada de la lectura.

Al saber esto el hada de los libros que es la encargada de recolectar todos los libros del mundo se sintió muy feliz y dijo: al menos mi trabajo no va a ser en vano, con Marialcira de hada de la lectura puedo estar segura y tranquila ella sembrara en todos los niños y seres del mundo la semilla del placer por la lectura, que alegría y salió volando a buscar más libros en el mundo.

Marialcira se graduó de “Hada de la Lectura” sus alas crecieron un poquito más y le entregaron una varita mágica y el don del resplandor del hada (un brillo hermoso que surge cuando vuela o cuando está leyendo) al duendecillo le entregaron el don de hablar en rima y al ogro una gran biblioteca que periódicamente va cambiando de títulos para que logre leer sin tener que salir de su territorio. Todos fueron muy felices desde entonces.

Declamo esto el duendecillo y se fue a rimar al bosque:

Vino el hada Marialcira

con un ogro y con un duende

demostrando que en la vida

todo el que quiera si aprende

Marialcira con cariño

el hada de la lectura

va sembrando en cada niño

un tesoro de cultura.

FIN.

Anuncios

5 comentarios en “El hada de la lectura, por Pablo Amaya (Venezuela, 2011)

  1. Pingback: Pablo Amaya, de Venezuela, nos envía este cuento, que agradecemos… « La Librería Mediática®

  2. soy una fiel seguidora de tu programa me gusta mucho, ya que soy docente y tu programa me aporta variedad para poder difundirla entre mis niños. Me gusta mucho leer e investigar por eso te envio mis mas sinceros saludos y que continúes cultivando tantos valores como el habito de leer. Felicidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s