Mi propio Quijote, por Sara Labarca

Mi propio Quijote

Mi historia con los libros tiene un capítulo especial para mí. Mi abuelito mantenía sus libros bajo llave en un mueble de puertas de vidrio corredizas. Era el mueble más atractivo para mí, niñita exploradora que ya había descubierto los tesoros del escaparate de abuelita, de la despensa olorosa a orégano y de la vitrina donde guardaba las copas de la colección que venían en el jabón ACE.

Pero un día…abuelito dejó abierta la puerta de su librero y no la volvió a cerrar en mucho tiempo. Suerte de niña buena. Así fue como pude enterarme de que el libro titulado: “Historia de los grandes avances de la Humanidad” era un compendio de páginas en blanco. Yo tenía 7 u ocho años, pero entendí el chiste y me lancé sobre otro cuyo título me tenía fascinada: “El Ingenioso Hidalgo Don Qvixote de La Mancha”.

Lo de “ingenioso” me sonaba a inventos y lo abrí emocionada, pero descubrí que estaba escrito en otro idioma, parecido al de mis otras lecturas, pero desilusionantemente incomprensible. Sin embargo seguí hojeándolo ¡Maravilla de las maravillas!¡lo que más me gusta a mí: ¡los muñequitos! O sea, las ilustraciones. Y deje de tratar de entender lo escrito, para interpretar las imágenes y saber que Don Quijote era un señor muy flaco, montado en un caballo flaco. Que salió a volar en un caballo alado y destrozó la biblioteca. Que siempre cabalgaba por bosques poblados de brujas y duendes. Que con su puntiaguda lanza peleaba contra los diablos. Que la gente que lo rodeaba comían mucho y él no. Que sus aventuras eran muchas y usaba un raro sombrero…

Yo me inventé mi propio Quijote, no muy diferente del verdadero, solo que el mío vivía en un bosque encantado. 7 u 8 años después, mi padre me regaló de cumpleaños una caja con los clásicos que consideró yo debía leer ¡Un tesoro! El Quijote en dos tomos de la Edit Austral, sin ilustraciones, fue el primero que leí…durante largo tiempo. Creo que me tardé 4 años.

He vuelto a El Ingenioso Hidalgo varias veces a lo largo de mis años largos. Lo releo por capítulos, alguna que otra vez, por completo, pero mi versión infantil sigue siendo muy buena. Gracias a Doré.

Un comentario en “Mi propio Quijote, por Sara Labarca

  1. Pingback: Próximamente en La Librería Mediática VTV , RNV, La Radio del Sur y los encuentros de lectores en CELARG “Vacílate al Quijote” « La Librería Mediática®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s